1929: La Gran Depresión: Contexto Internacional y Enfoque Mexicano

La Gran Depresión es definida como una profunda recesión económica mundial que comenzó a inicios de 1929 y terminó entre los 30 y 40 dependiendo del país donde se desarrolló. Se plantea que el inicio de esta gran crisis económica moderna comienza gracias al llamado “Crack del 29” (caída de la bolsa en Wall Street) en Estados Unidos, y con predicciones de ruina interminable incluso desde los primeros meses que iniciaba la depresión, John D. Rockefeller (magnate de la industria petrolera), afirmaba que “estos son días en que muchos se ven desalentados. En los 93 años de mi vida, las depresiones han ido y venido. La prosperidad siempre ha vuelto otra vez.” (Pérez, 2014).

Abarcando casos de ciertos países, la teoría económica de John Manyard Keynes fue una que se incursionó en varios países como respuesta ante tal crisis con su correspondiente solución. Por ejemplo, Japón fue uno de los primeros países en donde se adoptan estas ideas, “suponiendo un crecimiento de la economía, aunque gracias también a su política nacionalista y expansionista a costa de países vecinos” (Palanca, 2015). Otro caso importante fue aquél de Alemania, donde los gastos militares y las obras públicas jugaron un gran papel en la recuperación económica del país, cosa que se lorgó gracias a la subida de Hitler al poder y la creación de un estado militarizado. En el caso de países como Suecia, se aplicó una política de corte keynesiano para introducir seguros para el desempleo, mientras que en Inglaterra la economía se reactivó por procesos de economización internos más que externos. (Palanca, 2015).

En Estados Unidos, Franklin D. Roosevelt se encargó de basar su política económica en La Ley de Ajuste Agrícola y la Ley de Recuperación Industrial. Con estas, surge el New Deal, cuyo objetivo era reactivar y poner a andar la economía una vez más mientras se daba un estado de estabilidad en términos laborales.

En el caso mexicano, la Gran Depresión fue algo que se veía venir inevitablemente gracias a la dependencia que sostenía con Estados Unidos. Esta dependencia se puede establecer como una de las mayores causas de la Gran Depresión en México, gracias a que Estados Unidos unificaba su economía por diversos factores, siendo el más importante de ellos las exportaciones de materia mineral. (Morales Alfaro).

La industria minera representaba un gran peso dentro de la balanza comercial, y al llegar la crisis, se terminó afectando a toda la industria que exportaba estos materiales, reduciendo la producción y la cantidad de trabajadores a más de la mitad (aún siendo una mano de obra relativamente barata). Estos factores tuvieron afectaciones que trajeron un desequilibrio de la balanza comercial a nivel macroeconómico, reduciendo la demanda norteamericana por materias primas y bienes manufacturados. Lo anterior conlleva causas irreversibles, gracias a que México dependía de la economía estadounidense, estaba perdiendo su más grande soporte económico de una manera brusca y relativamente rápida. Aunado a esto, el gobierno de Herbert Hoover impuso medidas duras en cuanto al comercio, como altos aranceles y leyes proteccionistas, causando grandes pérdidas económicas en México. Todas las pérdidas que se llevaron en el periodo del gobierno de Emilio Portes Gil, llevaron a que entre 1929 y 1932 (estando en números rojos la economía mexicana desde 1925 gracias a la crisis interna), las cifras del PIB real bajaron en un 17.6%, representando una caída anual del 4.7% durante los siguientes tres años (Morales Alfaro).

Una vez que la crisis comenzó a desarrollarse,  el verdadero paquete para arreglar la situación recayó en el presidente del maximato Pascual Ortiz Rubio (1930-1932), siendo ayudado por su secretario de Hacienda Luis Montes de Oca, quien estableció políticas financieras de carácter ortodoxo en su tiempo, consistiendo básicamente de tres principios: (Morales Alfaro)

  1. La disminución de gastos
  2. Evitar el endeudamiento del país
  3. Reducir la emisión del peso mexicano

Gracias al fallo de estas políticas, probablemente la creación más importante durante la Gran Depresión en México fue la elaboración del Plan Calles en 1931, que fue ideado y puesto en acción por Montes de Oca, Manuel Gómez Morín y Luciano Weichers, con el fin de terminar con la recesión económica en donde se situaba el país. Habían dos caminos que podía seguir México: restablecer el patrón oro, o introducir la modalidad del patrón plata, cosa que eran imposibles gracias a términos presupuestales poco efectivos, y la volatilidad de la plata como nuevo sistema. Al final, se logró introducir un sistema monetario completamente nuevo en México basado en la moneda fiduciaria, terminando con el patrón oro que se había seguido al pie de la letra por tantos años. Habría un tipo de cambio fijo y una “regla monetaria”, que “consistía en un sistema de circulación interna enteramente fiduciario o semifiduciario, cuyo funcionamiento requería de un banco central que tuviese a su cargo la tarea de poner dinero en circulación y administrar la cantidad de moneda en la economía” (Turrent Díaz, 2014).

Lo que sucedió desde esta reforma monetaria en adelante hasta 1940, continuó siendo un declive de la economía, puesto que el Plan Calles tampoco fue la solución adecuada por terminar siendo contraproducente y deflacionaria. Lo que continuó con el gobierno de Lázaro Cárdenas de 1936 a 1940 fue un intento de salvación de los grupos agrarios, empresarios y ferrocarrileros, por medio del fenómeno del cardenismo, que incita a estos grupos a apoyar al candidato gracias a los beneficios que él les da a cambio. (Córdova, 1974).  La economía mexicana desde el gran crack nunca se logró restablecer del todo, más que por los tres milagros mexicanos que suceden posteriormente, pero que aún no fueron suficientes para sacar a México del hoyo.

Referencias:

Imagen en portada: Wood, G. (1930). American Gothic. Art Institute of Chicago Building. Óleo sobre madera.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s